divendres, 30 de gener de 2009

Restaurant Canton-Londres


Fuimos directamente a buscarlo por recomedaciones que habiamos leido en internet.
Lo primero que uno se fija a la hora de entrar a comer es "que te entre por el ojo",ese primer requisito no se cumplia,el local es mas bien cutre,decoracion y ambientacion musical inexistente.
Lo segundo en lo que uno se fija es en la amabilidad (tan habitual en los restaurants orientales)en este caso amabilidad "oscilograma plano",en fin,pensamos que la comida sera muy buena y le damos una oportunidad.
Pedimos un menu para cuatro(56 libras) bebidas y postres aparte.Los cubiertos no los pone,los lanza con desgana,la comida tarda bastante en salir,raro en estos locales.por fin llega y empezamos con un pato verdaderamente sabroso,la cosa va mejorando,seguidamente sacan el resto de los platos todos a la vez,de los cinco platos cuatro son demasiado picantes para nosotros,debe ser la costumbre alli pero deberian advertirlo en la carta.El arroz esplendido.pero el plato de ternera olia a aguas fecales,sin exagerar,era vomitivo,no fue una opinion individual,lo pudimos comprobar todos los comensales.Advertimos a la camarera de ello y despues de olerlo ella puso cara de extrañeza,nos cambio el plato por otro de pollo que creo que tambien cobro.
Al pedir la cuenta nos sacaron un papel escrito a mano,practicamente ilegible domde solo se adivinaba el total que eran 74 libras y otro papel aparte donde habia otro garabato y un total de 81 libras que fue lo que pague sin saber lo que pagaba.Tambien hacer mencion a los baños,cutres y sucios,en España les cerraban el local inmediatamente.
Las mesas demasiado apretadas y la escalera para subir al comedor superior mas parecida a la de un gallinero que a la de un restaurant.
En definitiva no lo aconsejo,por lo menos a españoles.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada